<img src="https://d5nxst8fruw4z.cloudfront.net/atrk.gif?account=xJnfn1aMp410O7" style="display:none" height="1" width="1" alt="">

Asun Santiago Saracho

Asun Santiago Saracho

Parte de la magia de un buen evento reside en su carácter irrepetible. Un tiempo único: el del directo; pero también un espacio creado en exclusiva para ese momento. Debemos crear un universo independiente ciñéndonos a los límites del escenario, de presupuesto y eso nos obliga a hacer uso permanente de la imaginación. Una creatividad mediante la cual transformar los límites en nuevas posibilidades. Teóricamente se define el espacio en torno a tres dimensiones: anchura, longitud y profundidad. Sin embargo, esto parece algo obsoleto en un mundo donde los contenidos transmedia, la hipertextualidad o la presencia en streaming desdibujan los contornos de las dimensiones clásicas.

El espacio es donde habitamos, donde nos movemos, y lo que nos llega a través de los sentidos. Es por tanto una experiencia sensual. Y subjetiva, en tanto en cuanto la interpretación que hacemos de nuestros sentidos reside en lo más profundo de nuestro cerebro. Por tanto, crear ese espacio personalizado donde la conexión entre el público y el mensaje se optimice, es el reto de MacGuffin a la hora de diseñar un evento.


Socia fundadora y
Dirección general en MacGuffin

bocadillo.pngOperaciones

sonandorealidades.png

mesa-1.pngTecnología

Una-ventana-siempre-abierta.png

mapa-mundi.pngBusiness
Development

Saben-Lo-Que-Estas-Pensando.png

grafica.pngBusiness
Intelligence

Los-datos-nunca-mienten.png