<img src="https://d5nxst8fruw4z.cloudfront.net/atrk.gif?account=xJnfn1aMp410O7" style="display:none" height="1" width="1" alt="">

5 tendencias en organización de eventos

Tiempo total de lectura estimado : min

A partir de la aparición de las nuevas tecnologías y el uso de las redes sociales, la forma en la que se plantea, ahora, la organización de eventos corporativos ha evolucionado hacia una serie de tendencias que redundan en la aplicación de nuevos criterios como la virtualidad, la cooperación y la gamificación. Pero ¿cuáles son las tendencias que están marcando el ritmo en la evolución de los eventos corporativos?

tendencias en organización de eventos

 

Los aspectos que separan la correcta elección de unas y otras tendencias, en su aplicación en la gestión de estos eventos corporativos, residen en la concreción de tres aspectos básicos: la elección del público potencial al que va dirigido, el formato en el que se va a desarrollar y los resultados que se buscan de ellos.

 

En este sentido, la Co-creación es una nueva estrategia de marketing que ha arrancado con fuerza en España, que permite la generación de actividades conjuntas entre empresas y clientes, cambiando de este modo el modelo tradicional de consumo pasivo.

 

A través de este modelo se producen foros de debate e intercambio de ideas, que favorece la innovación por parte de las empresas. Y es que la Co-creación permite a las compañías ofrecer aquello que buscan los grupos de clientes potenciales, a través de una experiencia personalizada. Una estrategia que facilita el proceso de testear los productos que se quieren comercializar y dar, a su vez, un feedback inmediato si la respuesta no es la pretendida, buscando soluciones conjuntas a los problemas encontrados.


Este concepto hay que distinguirlo frente a otros como el Crowdsourcing o el Open Innovation.

 

El Crowdsourcing supone una convocatoria de intercambio de ideas mucho más abierta, menos personalizada, de mayor cantidad, pero menor calidad que la Co-creación. ¿Cómo saber cuál escoger? Es importante saber si la finalidad del evento es captar la atención y respuesta de un determinado tipo de cliente, con unas habilidades concretas, con el fin de llegar a ideas definidas y más ligadas a la innovación o si, por el contrario, se trata de un grupo más homogenizado donde, más que la especialidad, se persigue un impacto más amplio que se extienda hacia diversos sectores, dando como resultado cambios incrementales. Si se trata de éste último caso, entonces es más adecuado aplicar las fórmulas del Crowdsourcing.

 

El Open Innovation, por su parte, supone la participación de instituciones y empresas, como conjunto y no como individuos, que persiguen de manera alineada el mismo objetivo que pretende el evento o la empresa organizadora. El resultado supone, por tanto, una inversión conjunta en recursos, conocimientos y experiencia, en varios ámbitos de la innovación y desarrollo, con el fin de obtener productos, servicios y procesos nuevos o mejorados.

  

Otra de las tendencias que vienen pegando fuerte es el Networking. Esta filosofía consiste en generar sinergias empresariales hasta lograr conformar una red profesional de contactos que nos dé a conocer como negocio y que permita crear relaciones que mejoren aspectos de nuestro modelo empresarial, así como nuestros productos y servicios.

  

La gran diferencia con respecto a los formatos anteriores es que el Networking tiene como objetivo final encontrar posibles colaboradores, socios o inversores y no tanto la venta o testeo de un producto o servicio, aunque este concepto se está flexibilizando con el paso del tiempo. Además, ésta filosofía permite la creación de clubes de empresarios, desayunos de negocios semanales entre otras fórmulas, que genera una interacción empresarial conjunta más continuada y menos puntual que las anteriores.

 

Con el mismo objetivo, pero modificando el canal por el que se genera estos intercambios comerciales, se encuentran los E-meetings, los Webinars o los Videostreaming. En los tres casos supone una interacción virtual y en streaming del conferenciante con su público. Ésta audiencia tiende a ser reducida, pero pueden hacer preguntas del mismo modo que si estuvieran presentes y permite una mayor flexibilidad de “asistencia”, ya que puede ser visto desde cualquier lugar y a través de cualquier soporte.

  

No obstante, la interacción es menos fluida y requiere de más preparación y anticipación de riesgos como problemas de conexión o saturación en la interacción online. Y precisamente en este último aspecto, es en lo que se diferencia un Webinar de un Webcast, que supone una comunicación unidireccional del conferenciante hacia su público.

  

La tendencia en este sentido, cada vez se enfoca más hacia un híbrido que conjugue una experiencia en vivo y una online. Aún quedan muchos aspectos que mejorar con respecto a la virtualidad de los eventos, sin embargo, son muchas las empresas que ya empiezan a apostar por la incorporación de público online con el fin de amplificar su grado de impacto hacia otros potenciales clientes y, de paso, dejar un background experiencial en la nube, para que cualquier persona, en cualquier momento, pueda acceder a los contenidos de ese evento, perpetuando así los efectos del mismo sobre la audiencia.

  

Cheklist para la organización de un evento

Topics: eventos, tendencias eventos, tendencias

MacGuffin

Free Download - 10 Effective Sales Management Skils

A wonderful serenity has taken possession of my entire soul, like these sweet mornings of spring which I enjoy.

Features in the form of a statement

Turning visitors into Leads with great bullets

Descargalo ahora