<img src="https://d5nxst8fruw4z.cloudfront.net/atrk.gif?account=xJnfn1aMp410O7" style="display:none" height="1" width="1" alt="">

6 trucos para tener un mejor balance entre tu vida personal y profesional

Tiempo total de lectura estimado : min

¿Separar, o no separar la vida privada del trabajo? ¡Es la cuestión! Hay quienes aseguran que lo mejor es dividir por completo estos dos aspectos –en algunas ocasiones es totalmente válido desconectarse de uno para enfocarse en el otro-, pero tu vida es una sola y lo más saludable es fomentar un equilibrio sano entre tu vida personal y profesional, así como con los miembros de tu equipo.

 

trucos para tener un mejor balance entre tu vida personal y profesional

 

Los empleados que logran ese anhelado balance, son más felices ya que disfrutan al máximo tanto las horas en las que están trabajando, como su tiempo libre al lado de su familia, practicando algún deporte o simplemente llevando a cabo sus actividades del día. Esto último es esencial para recuperarse de la jornada laboral, produciendo más energía y dinamismo, que conlleva a su vez al incremento en la eficiencia y productividad de las compañías.

La preocupación por generar esta productividad debe convertirse en prioridad para las empresas y sus líderes, ya que es un factor importante para atraer, pero sobre todo, retener el mejor talento del mercado. 

Aquí te mostramos cinco trucos que puedes implementar lograr este equilibrio tu vida laboral de la personal.

 

Revisa tus hábitos.

Evalúa periódicamente lo que hacen tu y tu equipo en la oficina y su productividad. Priorizar semanalmente las tareas a cumplir le facilitarán a ti y a tus empleados tener claro cómo distribuir mejor su tiempo y así no llevar innecesariamente trabajo a casa, por sentir inconscientemente la responsabilidad de continuar laborando más de lo que realmente se debe realizar después del horario.

 

Desconéctate de cualquier distracción para aumentar tu productividad.

Hacer pausas cada una o dos horas para resolver temas personales es otra recomendación saludable. Esto evitará que tengas la cabeza en otra parte y por el contrario, enfoques tu concentración al máximo en la oficina en periodos de tiempo más cortos pero a la vez mucho más productivos.

 

Acciones clave como enfocarse en una sola tarea, no conectarse a internet mientras estás ejecutando un proyecto en particular, ser puntual y planificar tus tiempos te harán ser más productivo.

 

Establecer una dinámica de timing con tus colegas y familiares. 

Tus costumbres influyen siempre en la conducta de los demás. Responder un correo electrónico de un cliente o de tu jefe un domingo, les animará a seguir haciéndolo en el futuro, en lugar de esperar a las horas laborales.

 

Si tu trabajo requiere que eventualmente estés disponible, asegúrate de dejar claro cómo ubicarte en caso de crisis. Esto te generará mayor tranquilidad, sin necesidad de estar revisando tu mail cada cinco minutos. 

Cuando comiences a practicar y a respetar esos espacios, dominarás ese ‘sentimiento de culpa’ que te producirá al comienzo estar completamente presente tanto en tu entorno personal como laboral y a disfrutar de cada uno de ellos. 

Por eso es importante que organices tu vida de manera que tengas tiempo disponible tanto para tu familia y amigos como para concentrarte en tu trabajo.

 

Dedica al menos 1 o 2 días obligatorios de descanso a la semana.

Eres consciente de la cantidad de horas laborales que inviertes a la semana para cumplir con tus deberes en la oficina, así mismo debes premiarte a ti y a tu salud con las horas necesarias para descansar y compartir con tu familia y amigos.

Establecer una hora exacta de salida cada día y descansar dos días a la semana pueden ayudar a tener el equilibrio que necesitas para disfrutar de los dos espacios sin quitarle tiempo a ninguno.

 

No expongas tus problemas personales con tus clientes o colegas.

Esos problemas personales que te están afectando no son del interés de tus clientes. No los compartas con ellos ni con tus compañeros de trabajo, ya que no están obligados a tener que resolverlos. Adicionalmente, notarán que puedes tener algún problema al manejar tu inteligencia emocional o simplemente no te verán como quieres proyectarte.

Practicar deportes al salir del trabajo.

Practicar cualquier tipo de actividad física te permitirá liberar tensiones, despejar tu mente, desconectarte y por supuesto, tener un cuerpo y una mente mucho más saludable.

 

Siguiendo estos consejos con toda seguridad descubrirás en poco tiempo que tu vida personal y profesional se complementan entre sí en vez de enfrentarse. 

 

Cheklist para la organización de un evento

Topics: Management

MacGuffin

Free Download - 10 Effective Sales Management Skils

A wonderful serenity has taken possession of my entire soul, like these sweet mornings of spring which I enjoy.

Features in the form of a statement

Turning visitors into Leads with great bullets

Descargalo ahora