<img src="https://d5nxst8fruw4z.cloudfront.net/atrk.gif?account=xJnfn1aMp410O7" style="display:none" height="1" width="1" alt="">

Cómo valorar el trabajo de mi equipo

Tiempo total de lectura estimado : min

Un equipo de trabajo feliz es también uno productivo que tiene un gran retorno de inversión a corto, medio y largo plazo, pues su bienestar genera un crecimiento orgánico en valores como la creatividad, lealtad, y sin duda alguna, en el cumplimiento de las tareas y los objetivos de la empresa.

 

McG-Blog-Valorar-Equipo.jpg

 

Esto no se conoce al azar y es ahí cuando surge la necesidad de medir y evaluar a cada uno de los individuos que lo integran para obtener un panorama claro de qué se está ejecutando bien, qué debe continuar y por supuesto, encontrar esas dificultades existentes tanto a nivel de comunicación, como en el desarrollo del trabajo y así resolver lo que definitivamente debe cambiar.

 

En todas las estructuras organizacionales cada departamento es diferente y su talento humano también lo es; por esta razón, como director de un equipo, para medir el desempeño del grupo es recomendable construir tus propias herramientas de medición, pues eres quien mejor conoce los objetivos que debes y quieres alcanzar para llegar a esas metas y adicionalmente, trabajar con entusiasmo.

 

1. Elabora una lista de lo que quieres / necesitas evaluar. 

 

Es importante tener claros estos dos puntos para poder comenzar a fabricar esa herramienta que será de total utilidad, pues te permitirá ver el mapa de la situación actual del equipo.

 

Incluye los objetivos que sean necesarios y que tengan como resultado poder facilitar los procesos y las mejoras al interior del grupo de trabajo. Objetivos profesionales, personales y de equipo deben hacer parte de la medición. El clima organizacional también es un punto importante.

 

2. Indicadores de gestión 100% medibles y flexibles. 

 

Cada uno de los puntos de esa lista tiene que ser totalmente medible. Cifras que demuestren objetivos y metas reales (claridad en los objetivos, colaboración al interior del equipo, integración, liderazgo y resolución de problemas, entre otros).

 

Es importante tener la posibilidad de cambiar la medición de acuerdo con el plan estratégico u otro escenario que se presente.

 

Calificar de 1 a 10 es una opción para visualizar de manera clara lo que está ocurriendo.

 

3. Tiempos de ejecución de tareas (Timesheet).

 

Para conocer la productividad del equipo, es de total ayuda conocer cómo manejan sus tiempos. Saber cuántas horas invierten en cada una de sus labores internas y hacia sus clientes es de ayuda para determinar si están muy cargados de trabajo, si existen clientes que demandan más tiempo del pactado –también reconoce si un cliente está siendo o no rentable para la compañía-, o por el contrario, es posible incluir tareas y apoyo a otros miembros del departamento para poder trabajar de manera más equilibrada.

 

Incentivar la realización de esta tarea con horas libres u otro tipo de reconocimiento sencillo, harán que los empleados lo hagan con gusto.

 

4. Las evaluaciones deben estar asociadas a la promoción de los empleados.

 

Las evaluaciones son de gran apoyo a la hora de tomar decisiones relacionadas con las promociones profesionales y económicas. Si tienen claros sus alcances a corto (pueden ser cada 3 meses), mediano (6 meses) y largo plazo (anual) y el impacto que tiene en su crecimiento en la compañía, los motivará a ir al encuentro de sus objetivos y a desarrollar sus capacidades.

 

Es importante que los empleados no se sientan presionados a contestar lo que el jefe y/o la empresa quieren oír y no lo que realmente está ocurriendo. Una evaluación honesta lleva a encontrar las soluciones adecuadas y por tanto, a generar el ambiente de trabajo correcto para todos.

 

5. Procesar los datos.

 

De nada sirve elaborar todas estas evaluaciones si no se procesan y analizan para ver los indicadores de gestión logrados, poder compararlos con los anteriores y tener un referente a futuro de los procesos de mejora. Estos puntos ayudarán a perfeccionar tus parámetros de medición para continuar con lo que ha dado resultados y encontrar las soluciones necesarias a implementar.

 

6. Habla con los miembros del equipo.

 

Conocer de cerca sus percepciones, objetivos, inquietudes y aspiraciones generará confianza y credibilidad a la hora de que se lleven a cabo las evaluaciones, permitiendo que sus resultados sean más honestos y cercanos a la realidad. Es ideal tener esta charla en grupo e individualmente. ¡Escúchalos con atención! Muchas cosas que se pueden escapar en la medición quizás las encuentres aquí.

 

New Call-to-action

Topics: gestión de equipos

MacGuffin

Free Download - 10 Effective Sales Management Skils

A wonderful serenity has taken possession of my entire soul, like these sweet mornings of spring which I enjoy.

Features in the form of a statement

Turning visitors into Leads with great bullets

Descargalo ahora